Elementos que componen el acuario

De WikiPez
Saltar a: navegación, buscar

Contenido

Elementos que componen un acuario tropical

Urna

Acuario

Esto es el recipiente que contiene el agua, los peces, plantas etc., hasta no hace mucho eran de cristal, pero ahora también las hay en metacrilato y otros materiales plásticos transparentes, los hay de muy diversas formas y tamaños (cuadrados, rectangulares, parte delantera ovalada etc.), cuanto mayor sea la urna más estables se mantendrán las características del agua y más espacio tendrán los peces.

El tamaño de la urna influirá posteriormente en el tipo, tamaño y cantidad de peces que podremos introducir, recordemos además que los peces en su estado natural disponen de una cantidad de espacio y agua que difícilmente podremos darles en el acuario que montaremos en casa, por esto es importante elegir bien los peces y un acuario lo más grande que se pueda acorde a las exigencias de dichos peces.

No es lo mismo un acuario de 250 litros con forma cuadrada que uno rectangular, en el de forma rectangular los peces dispondrán de mas espacio a lo ancho para nadar y una vez decorado con plantas, raíces etc. quedara más vistoso (en la imagen de cabecera se puede ver una típica urna rectangular).

Tendremos en cuenta la altura de la urna, ya que dependiendo de la altura de la columna de agua (distancia entre la grava y la superficie del agua) tendremos que utilizar un tipo de iluminación determinado si queremos mantener plantas naturales.

Filtro

Este es un elemento muy importante dentro de la instalación del acuario, es el encargado de retener y degradar los desechos producidos por los peces, restos de plantas muertas y otro tipo de partículas manteniendo el agua por así decirlo purificada, sin este elemento estos desechos se van acumulando en el agua llegando a niveles tóxicos para los peces si no son tratados.

El principal elemento tóxico que se produce es el Amoniaco ( NH3+), que por medio de las bacterias Nitrosomonas es convertido en Nitritos (NO2) y estos a su vez por medio de las bacterias Nitrospira (hasta hace unos años se pensaba que la Bacteria Nitrobacter era la encargada de este proceso) se transforman en Nitratos (NO3), estos también pueden ser tóxicos para los peces en grandes cantidades, los Nitratos se mantienen en niveles que no afecten a los peces, gracias a las plantas que lo usan como nutriente y a los cambios de agua periódicos, los Nitratos pueden ser convertidos a nitrógeno libre por medio de unas bacterias anaerobias (que no necesitan oxigeno), para los Nitratos existen filtros desnitrificadores, también pueden estar este tipo de bacterias en el acuario en mayor o menor medida.

Cuando se realiza una filtración completa del agua contenida en el acuario esta pasa por 3 pasos:

Materiales de filtración mecánica
  1. Filtración mecánica - los primeros materiales que componen el filtro retienen las partículas en suspensión, como pueden ser restos de comida, heces de los peces, restos de plantas con el fin de mantener el agua lo más clara posible, como es de suponer estos materiales se ensucian con frecuencia, teniendo que limpiarlos con asiduidad, la vida útil de alguno de estos materiales es corta, algunos materiales utilizados son el Perlón (material parecido al algodón, pero hecho de un material especifico), esponjas de diferente porosidad y canutillos de cerámica, con el tiempo también pueden realizar una filtración biológica. En la imagen podemos ver los materiales más usuales utilizados para la filtración mecánica.
Materiales de filtración biológica
  1. Filtración biológica - aquí no se trata de retener la materia orgánica en descomposición, sino transformarla, el primer material tóxico que se genera con los restos orgánicos en descomposición es el amoniaco/amonio (con Ph superior a 7 tendremos mas amoniaco y con Ph inferior a 7 amonio, siendo este ultimo menos tóxico para los peces), el cometido de la filtración biológica es transformar este compuesto tóxico por otro que no lo sea, para realizar estos procesos están una serie de bacterias que con ayuda del oxígeno oxidan estos compuestos para su transformación, estas son las bacterias Nitrosomonas que convierten amoniaco en Nitrito y las bacterias Nitrospira que transforman el Nitrito en Nitratos, algunos materiales utilizados son los Canutillos y materiales de diversa forma porosos y Biobolas, que ofrecen una gran superficie con poco volumen para el asentamiento de las beneficiosas bacterias, para la transformación del Nitrato existen las bacterias anaerobias que no necesitan oxígeno transformándolo en Nitrógeno gaseoso, esta situación de ausencia de oxígeno se puede dar en el fondo de la grava pero no en la cantidad necesaria por lo que los cambios de agua son necesarios, a no ser que tengamos un acuario muy plantado y con pocos peces donde las plantas aprovechen el Nitrato, pero aun así tendremos que reponer los minerales y nutrientes que consuman las plantas. En la imagen podemos ver algunos materiales utilizados para la filtración biológica.


  1. Filtración química - con esta filtración lo que pretendemos es variar las características del agua o retirar elementos químicos disueltos como pueden ser los medicamentos suministrados con motivo de una enfermedad, algunos materiales empleados son la Turba que acidifica y reduce la dureza, o el Carbón activo que se utiliza para retirar medicamentos y elementos químicos no deseados.
Filtro de mochila

No siempre es necesario realizar los 3 pasos, si el agua que tenemos del grifo es adecuada a los peces y plantas que vamos a tener, bastará con los pasos 1 y 2, realizando únicamente el paso 3 en casos puntuales (retirar medicación, reducir Ph, etc.), convendría que el sistema de filtración este preparado para realizar los 3 pasos si fuera necesario, en el mercado existe mucha variedad de filtros y la pregunta es ¿cuál escogemos?, bien independientemente que sea interno o externo lo ideal es escoger uno que realice los pasos 1 y 2, con capacidad además para realizar el paso 3 si fuera necesario, o una combinación de 2 sistemas de filtrado que conjuntamente realicen los 3 pasos, el tamaño del filtro vendrá determinado por la cantidad de litros de agua a tratar y el número de inquilinos que tenga el acuario.

El filtro que se ve en la imagen es un típico filtro de mochila, adecuado para acuarios pequeños y que no quita espacio dentro del acuario, como se ve en la imagen de la izquierda trae una pieza con una esponja para la filtración mecánica, e incluso puede traer otra pieza con material tipo perlón o con un compuesto de carbón activo que va insertada a continuación.

Iluminación

Este es otro elemento que también es importante si queremos mantener plantas naturales dentro del acuario.

Hay diferentes sistemas de iluminación y el utilizar un tipo u otro dependerá del espacio disponible y características del acuario y plantas a mantener, algunos tipos serian:

  • Tubos Fluorescentes T8: Son los más usuales y económicos, adecuados para acuarios donde la columna de agua no supere los 35cm, en la imagen se pueden ver estos tubos montados en una pantalla de construcción casera.
  • Tubos Fluorescentes T5: Son similares a los anteriores pero el tubo es más estrecho y da más potencia lumínica, en la imagen se puede ver una pantalla de iluminación comercial que alberga tubos T5 y va suspendida por encima del acuario.
  • Tubos PL: Se puede decir que son como tubos T5 pero doblados sobre si mismos y por lo tanto ocupan menos espacio a la misma potencia, son adecuados para acuarios con una columna de agua de hasta 40-45cm.
  • Pantallas HQI: Se componen de bombillas con gran capacidad de penetración de la luz en el agua, para columnas de agua de hasta 50-60cm, estas pantallas son las más caras.

A modo orientativo se recomienda una potencia de alrededor de 0'5w por litro de agua en acuarios en los que no se injecta CO2 y de 0'5 a 1w o incluso más por litro en acuarios con inyección de CO2, por ejemplo en un acuario de 100 litros serian 50w en iluminación sin uso de CO2, aunque esto no quiere decir que no podamos mantener plantas con menos potencia de luz siempre que sean plantas que no requieran gran cantidad de luz.

Otra forma más exacta de calcular la iluminación para el acuario es en función de los lumens emitidos teniendo en cuenta las exigencias en cuanto a demanda de luz de las plantas y sería de la siguiente manera:

  • Demanda de luz baja: 20-25 lumens/litro (0,2-0,3 w/l).
  • Demanda de luz media: 25-35 lumens/litro(0,3-0,5 w/l).
  • Demanda de luz alta: 40-60 lumens/litro(0,6-0,8 w/l).
  • Demanda de luz muy alta: a partir de 60 lumens/litro(>0,8w/l).

Como tenemos variedad de tubos fluorescentes ya sea T8, T5, PL escogeremos aquellos que por cantidad de lumens emitidos mas se acerquen en lumens a lo que necesitamos, así el mismo acuario de 100 litros para demanda de luz media se le podrían poner 2 fluorescentes de 18w del tipo Osram Lumilux 18w/860 (1250 Lumens) y Philips Master TLD 18w/840 (1350 Lumens) que hacen un total de 2600 lumens y sin embargo para una demanda de luz baja pondríamos un Osram Lumilux Deluxe 18w/965 (1000 Lumens) y Osram Lumilux 18w/860 (1250 Lumens) que suman 2250 lumens, nótese que la relación w/l es la misma en los dos casos así como la potencia total ,solo varia el modelo de fluorescente.

   Nota: Para el cálculo tendremos en cuenta la capacidad total en agua del acuario ya que todo el espacio es iluminable y no sólo la cantidad de agua real. 

Uno o varios programadores como los de la imagen superior son de utilidad para automatizar el proceso de encendido y apagado de la iluminación a las horas y en los horarios fijados.

Calentador

El calentador es un elemento que va sumergido dentro del acuario y se encarga de mantener el agua a una determinada temperatura.

Como se observa en la foto superior disponen de una resistencia formada por un hilo enrollado sobre un soporte cerámico que al paso de la corriente eléctrica se calienta, por convección calienta el cristal que la protege y a su vez este el agua del acuario, en la parte superior va un circuito que mide la temperatura del agua que rodea el calentador controlando el encendido de la resistencia, además llevan un eje o rueda de ajuste para seleccionar una determinada temperatura, la sujeción del calentador al acuario es por medio de unas ventosas y todo el está protegido por una carcasa de cristal resistente al calor y sumergible.

Los calentadores se escogen por potencia en vatios, se calcula entre 0'5 a 1w de potencia del calentador por cada litro de agua contenida dentro de la urna, así para un acuario de 100 litros seria un calentador de entre 50 a 100w, por lo general se especifica en el calentador la potencia y el tamaño en litros del acuario para el que se recomienda, algunos también especifican la diferencia máxima entre la temperatura del agua y la de la sala donde este el acuario para que este sea capaz de mantenerla estable.

Puede ocurrir que la diferencia entre la temperatura del agua y de la estancia sea alta (mas de 4-5ºC) por ejemplo en invierno en zonas de climas fríos y sea necesario colocar dos calentadores.

La ubicación del calentador es por lo general en el cristal trasero en un lateral y algo inclinado (entre 30º a 45º de inclinación está bien, esto es para evitar que el calor ascienda en vertical y afecte al sensor interno de temperatura provocando una medición errónea del sensor), hay que procurar que la corriente de agua que se produce en el interior del acuario por efecto de la filtración pase por el calentador de tal manera que se mantenga una temperatura uniforme por todo el acuario, cuando se ponen dos calentadores se colocan en extremos opuestos.

Para un acuario tropical ajustaremos de partida el calentador a una temperatura de 25ºC, posteriormente cuando tengamos decidido los peces a introducir la reajustaremos a la temperatura idónea para dichos peces.

Termómetro

Este elemento nos servirá para verificar la temperatura del agua, los hay sumergibles y otros que son como una lámina (como el de la imagen) que se pega al cristal por la parte de fuera, en vertical y por debajo del nivel de agua, nos dan una medida aproximada de la temperatura del agua.

Mueble

Necesitaremos además un mueble donde colocar el acuario que sea capaz de soportar sin problemas el peso del mismo una vez lleno de agua, decoración etc. y que ubicaremos en un lugar que aparte de estar a la vista sea capaz de soportar el peso del conjunto (sobre todo si el acuario es de grandes dimensiones), también contaremos con enchufes donde conectar filtro, iluminación y demás accesorios alimentados con tensión, algunos muebles incorporan huecos interiores donde alojar filtros externos, enchufes, programadores y otros accesorios del acuario como podemos apreciar en la imagen superior.


Elementos adicionales

Sustrato

El empleo de sustrato es imprescindible si se va a plantar con plantas naturales el acuario, haremos una diferenciación entre el empleo de sustrato nutritivo y el sustrato inerte que llamaremos Grava, el primero lleva diferentes componentes que sirven de alimento a las plantas por medio de las raíces y se coloca como primera capa, el segundo simplemente se utiliza como medio para que enraícen las plantas además de para tapar el cristal de fondo, la colocación de sustrato nutritivo no es imprescindible pero si recomendable si la intención es tener un acuario muy plantado, podemos encontrar grava de diferentes grosores con tonalidades claras y oscuras, las gravas de tipo silíceo o granítico no alteran las propiedades del agua.

Decoración

El uso de Raíces y rocas de diferentes tamaños se pueden utilizar para recrear el entorno en el que habitan las especies que queremos mantener o simplemente como decoración a nuestro gusto.


Otros componentes interesantes aunque no imprescindibles

Imán Limpiacristales

Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas